El Festivalito de La Palma, tercer Premio Microclima de la Asociación Cineastas de Canarias Microclima

La Asociación Cineastas de Canarias Microclima entregará su tercer galardón anual al festival de cine de La Palma por su continuo estímulo a la creación y producción cinematográfica en el archipiélago.

Jose Víctor Fuentes 02 bnJosé Víctor Fuentes

 

El premio que será entregado al director del Festivalito, José Víctor Fuentes, y
a todo su equipo en Los Llanos de Aridane, durante el primer fin de semana del
festival, quiere reconocer el trabajo incansable de la organización por estimular
la creación cinematográfica en Canarias de manera lúdica y multidisciplinar.

El Festivalito lleva apostando por una manera de entender y hacer cine de
forma alternativa y cooperativa desde 2002. Fue el primer festival de Europa
dedicado en exclusiva al cine digital. Su famosa sección La Palma Rueda se
convirtió en un concurso de rodajes pionero y emulado por festivales de todo el
mundo, el cual atrae a cineastas, técnicos, actrices y actores de cualquier
rincón del planeta.

Este festival, especialmente La Palma Rueda, se ha
convertido en la mayor escuela, cooperativa y productora de cine en Canarias.
Desde que comenzara su andadura hace 17 años se han rodado más de 700
cortos, 6 largometrajes, 10 documentales y una web serie completa emitida en
Playz. Más de 1400 participantes se han dado cita en este festival donde se
hace, se ve y se comparte cine. El secreto del éxito es su carácter lúdico y
didáctico donde se incentiva la convivencia entre creadores y público durante la
semana que dura el festival.

01_El_Mundo_CulturaEl Mundo / Cultura

 

Por el Festivalito han pasado cineastas de reconocido prestigio como Fernando
Franco, Elías León Siminiani, Romain Gavras o Imanol Uribe. En 2018 el
Festivalito llegó a su record de participación, rodaje y público: 290 participantes
coparon la isla de La Palma durante el Festivalito, se rodaron 103
cortometrajes y el público ascendió a 5000 personas. Algunos de los trabajos
filmados y premiados en el Festivalito luego continúan con éxito su distribución
en festivales internacionales.

Este será el tercer año en que la Asociación Cineastas de Canarias Microclima
haga entrega de su Premio Microclima. En 2016 el galardón fue para la
Asociación de Cine Vértigo y en 2017, para el Colectivo Yaiza Borges. Se trata
de una distinción con el que anualmente los cineastas canarios reconocen el
trabajo realizado por personas, instituciones o colectivos que defienden de
manera íntegra el cine como bien cultural. Para muchos de los socios que
conforman actualmente la asociación, el Festivalito ha sido un lugar de
aprendizaje fundamental y de primer contacto con otros cineastas de las islas.

07_ABCABC / Cultura

 

El acto público de entrega tendrá lugar el domingo 2 de junio en la Casa de la
Cultura de Los Llanos de Aridane durante la tercera Asamblea general
ordinaria de la Asociación Cineastas de Canarias Microclima.

MANIFIESTO POR UNA NUEVA POLÍTICA CULTURAL DEL GOBIERNO DE CANARIAS

Agentes del sector cultural en las Islas reclamamos una política cultural de nueva planta y la declaración de la cultura como sector estratégico con la redacción del “Manifiesto por una nueva política cultural del Gobierno de Canarias”

IMG-20190514-WA0019.jpg

La cultura y el arte son, por naturaleza, tejidos altamente vulnerables. En Canarias y en el mundo, una variada constelación de profesionales, disciplinas y corrientes configura un sector responsable de intervenir, interpretar e interpelar la realidad, la vida y los movimientos sociales y políticos que nuestra compleja sociedad produce. Personas y colectivos altamente cualificados asumimos desde nuestra práctica artística cotidiana y desde la gestión de los procesos culturales, un compromiso profundo con nuestra labor profesional que repercute, indudablemente, en el crecimiento y desarrollo de toda la sociedad. Tal y como recoge la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, “las políticas culturales (…) deben crear condiciones propicias para la producción y difusión de bienes y servicios culturales diversificados, gracias a industrias culturales que dispongan de medios para desarrollarse en los planos local y mundial (…), utilizando para ello los medios de acción que juzgue más adecuados, ya se trate de modalidades prácticas de apoyo o de marcos reglamentarios apropiados”.

Pues bien, en los últimos años la Cultura en Canarias es más frágil y más vulnerable como consecuencia del progresivo abandono y desmantelamiento de los recursos y políticas culturales por parte del Gobierno de Canarias. Ante esta incuestionable realidad, Asociaciones Sectoriales y Culturales de Canarias, así como artistas, gestores, espacios culturales y trabajadoras/es de la cultura, nos reunimos hoy firmes y rotundos ante la ausencia de sostén por parte de este Gobierno. Y denunciamos públicamente la creciente vulnerabilidad económica y social a la que nos exponemos cientos de trabajadoras/es en Canarias, derivada de la descomposición y abandono de las políticas públicas; de su sustitución por recursos insuficientes, ineficaces y legalmente cuestionables (como las Ayudas a patrocinios por retorno publicitario); de la improvisación y del oscurantismo en la toma de decisiones que repercuten directamente al funcionamiento del sector; y de una falta de diálogo real y constructivo con todos los sectores profesionales de la Cultura. Así, nos encontramos hoy, por parte del Gobierno de Canarias, radicalmente desprovistos de apoyos a la altura del sector, en condiciones de precariedad y de amenaza, y en un claro agravio comparativo con el resto de Comunidades Autónomas del Estado.

Las competencias asignadas a la Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, que se encuentra bajo la competencia de D. Aurelio González González, especifican, a nivel general, cuestiones como la “coordinación de las actuaciones de las Direcciones Generales adscritas a este Órgano, planificar las actividades culturales de interés regional, así como las que se desarrollen en el exterior, la elaboración de los instrumentos de contenido estratégico o programático en las áreas de su competencia, entre otros”. Además, “en materia cultural y bajo la dirección de la Viceconsejería de Cultura y Deportes, es la Dirección General de Promoción Cultural”, cuya titular es Dña. Aurora Moreno Santana, “el órgano responsable de la gestión de las competencias culturales”. Destacamos algunas de ellas como fomentar, promover, organizar, gestionar y facilitar la promoción exterior, gestionar la ejecución de los planes sectoriales aprobados en las áreas de su competencias, etc.

La Dirección General de Promoción Cultural deriva gran parte de estas competencias a la empresa pública Canarias Cultura en Red S.A., siendo su principal herramienta la fórmula de patrocinio por retorno publicitario.

En 2018, esta fórmula se ordena parcialmente en la “Convocatoria para la realización de convenios de patrocinios con entidades privadas y convenios de colaboración con entidades públicas para proyectos que generen un retorno publicitario en el proceso de creación cultural en el archipiélago canario”; en 2019, a demanda del sector cultural privado, se modifica y se incluye el término “Contrato” para referirse a las entidades privadas. Este sistema de patrocinios se consolida como el instrumento de financiación más importante dentro de sus acciones para el sector.

Esta “Convocatoria” ejemplifica, a modo de punta de iceberg, un problema mayor: el Gobierno de Canarias carece de una política cultural definida que se traduzca en herramientas eficaces, en presupuestos consolidados y en criterios técnicos especializados y ajustados a las necesidades reales del sector.

Por tanto, si la Consejería de Turismo, Deporte y Cultura, a través de la empresa pública CCR, recoge entre sus objetivos la necesidad de adaptar su gestión a las “nuevas demandas de los ciudadanos e impulsar la cultura”[iii], mediante el programa de incentivos al Sector Cultural [iv], se debe atender al sector de una forma más transversal y especializada con una fórmula distinta a la de patrocinio o apoyo por publicidad. A esto se suma la inexistencia o desaparición del Plan y del Consejo Canario de la Cultura cuyo objeto se centraba en marcar líneas estratégicas para que fueran abordadas por el sector público y privado (2018-2022).

Consideramos que el fomento de la cultura debe articularse a partir de políticas culturales consistentes y a través de herramientas como programas y subvenciones específicas para cada sector. Y nos planteamos algunas cuestiones como:

  1. ¿Conoce el Gobierno de Canarias realmente el tejido cultural y sus necesidades?
  2. ¿Para qué sirvió la ya extinta Comisión sobre la situación de la Cultura en Canariaspresidida por D. Juan Manuel García Ramos?
  3. ¿Por qué las competencias de apoyo a la creación, producción e investigación cultural están solo en los estatutos de una empresa pública?
  4. ¿Por qué no se convoca al Consejo Canario de la Cultura desde marzo de 2018 y por qué no se ejecuta la estrategia del Plan Canario de Cultura?
  1. ¿Seguirá este reparto de competencias en la próxima configuración del Gobierno de Canarias?

Y más concretamente,

  1. ¿Por qué la Viceconsejería tiene decenas de competencias concretas sobre sectores como el libro y ninguna sobre otros sectores?
  2. ¿Por qué no hay referencias a los sectores de las artes escénicas y de la música en las competencias de las Direcciones Generales?
  3.  ¿Por qué no hay referencias a la investigación y a la mediación?
  4. ¿Por qué no hay apoyos directos a las estructuras culturales privadas y a las asociaciones sectoriales?

Las asociaciones, entidades, agentes y profesionales del sector cultural de Canarias manifestamos:

1) La necesidad urgente de reconstruir la Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, dotándola de una estructura, personal, medios y presupuesto adecuados para el impulso de unas políticas culturales que mejoren la situación de precariedad del sector cultural canario y se cumplan los derechos culturales de la ciudadanía.

2) Que los distintos agentes de la cultura deben participar en la construcción de las políticas culturales que les afectan. Son los que mejor conocen las potencialidades y las problemáticas del sector. Así se aseguraría la participación de los individuos, asociaciones e instituciones en las políticas públicas como vía democrática para que el debate sea abierto y los resultados más eficientes, transparentes y ajustados a la realidad del sector cultural canario. Este proceso se debe mantener en el tiempo mediante mesas de diálogo donde se materialice la corresponsabilidad de las políticas culturales públicas.

3) Que las políticas culturales pongan énfasis en toda la cadena de valor del sector y contemplen las diferentes manifestaciones culturales existentes en la actualidad. Las lógicas que subyacen a las políticas culturales del Gobierno de Canarias (véase Ayudas a patrocinios por retorno publicitario) es la de promocionar la programación de oferta de eventos o espectáculos. Es urgente pensar el sector cultural de manera más amplia y a largo plazo, poniendo atención a la formación, la investigación, la producción, la distribución, la exhibición, la internacionalización y la conservación de los productos y proyectos culturales canarios.

4) Que se implementen programas de ayudas y líneas de subvenciones públicas estables a todas las áreas de la cultura y a todas las fases de la cadena de valor. Para ello se deben confeccionar unas bases y convocatorias dialogadas con el sector que sigan procedimientos democráticos que “deben definirse sobre la base de un conjunto de principios comunes que garanticen que las ayudas contribuyen a un objetivo de interés común, tienen un efecto incentivador claro, son apropiadas y proporcionadas, se conceden con plena transparencia y están sujetas a un mecanismo de control y a una evaluación periódica” (REGLAMENTO (UE) No 651/2014 DE LA COMISIÓN de 17 de junio de 2014 por el que se declaran determinadas categorías de ayudas compatibles con el mercado interior en aplicación de los artículos 107 y 108 del Tratado).

5) Que se considere la Cultura como Sector Estratégico para Canarias. Necesitamos una política cultural de nueva planta que asegure el cumplimiento de los derechos culturales de la ciudadanía y conciba la cultura como una oportunidad para el desarrollo socioeconómico de la región. Estudios de la ONU evidencian una relación causal bidireccional entre cultura y riqueza, siendo el tamaño de los sectores culturales la variable más determinante para explicar las rentas per cápita de las regiones europeas. Creemos firmemente que el desarrollo del sector cultural debe tener incidencia en la transformación de la sociedad canaria para hacer frente a los retos del futuro.

Muy preocupados por esta situación, las asociaciones, entidades, agentes y profesionales del sector cultural de Canarias nos unimos y damos un paso al frente para superarla, animando al conjunto de la ciudadanía a acompañarnos en estas reivindicaciones.

Y exigimos a los representantes públicos la corrección inmediata de estas carencias, una interlocución válida con el sector cultural y el compromiso de situar la Cultura como sector estratégico y prioritario en las políticas del Gobierno de Canarias.

En Santa Cruz de Tenerife, 14 de mayo de 2019.

  • Solar. Acción Cultural PiedeBase
  • Asociación de artistas del movimiento de Canarias
  • Asociación de cineastas de Canarias Microclima
  • Ateneo de La Laguna
  • Asociación Cultural Equipo Para
  • Círculo de Bellas Artes de Tenerife
  • Asociación Cultural Keroxen
  • Fundación Pedro García Cabrera
  • Asociación de Profesionales de la Gestión Cultural de Canarias Réplica
  • Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Canarias
  • FECED Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza Centro de la Cultura Popular Canaria
  • Asociación Cultural Fuentellano